Riesgos de racionamiento de electricidad

Share Button

Las principales ciudades del país podrían sufrir cortes programados o racionamiento de energía eléctrica de manera transitoria y parcial a mediados del 2012, según advierte el Banco Central de Reserva (BCR).
Desde comienzos de este año y hasta la fecha, el norte del país se mantiene en constante riesgo de cortes no programados de energía, por lo que esta información del BCR indica que la amenaza sobre el sistema eléctrico nacional podría generalizarse y empeorar.
Uno de los factores que puede llevar a tal posible racionamiento es el retraso que hay en las obras para ampliar la capacidad de transporte del gasoducto de Camisea, de 530 millones de pies cúbicos de gas por día (mmpcd) a 920 mmpcd, que se requieren para alimentar a las plantas termoeléctricas. Hoy se produce con gas el 42% de la electricidad que consume el país.
El retraso se debe a que su estudio de impacto ambiental original había sido rechazado meses atrás por pasar por la reserva de Megantoni, y hoy TGP lo ha modificado, evitando pasar por esa zona, pero aún debe de ser aprobado por el Ministerio de Energía y Minas.
El BCR asume que recién en el 2014 estaría concluida la citada ampliación de capacidad de transporte, y que con los 530 mmpcd de gas hoy disponibles, al 2013 la generación térmica a gas, aún aumentando su capacidad instalada a 3,900 megavatios (MW) en los próximos dos años, operarían en promedio al 60% de su capacidad.
Ante esa menor oferta de generación, de ocurrir la falla simultánea de centrales con potencia combinada mayor a 350 MW (por ejemplo, dos turbinas de Kallpa o Edegel), el sistema interconectado nacional suministraría energía con cortes no programados transitorios y parciales durante el segundo trimestre del año 2012, proyecta el BCR.
Pero, si se considerara además un escenario en el que el crecimiento de la demanda fuera de 9% anual y se produjera un estiaje severo (reducción de la oferta hidroeléctrica de 20%), la probabilidad de restricción del suministro eléctrico aumentaría significativamente durante las temporadas de estiaje en ese periodo, acotó.
En este escenario de alto crecimiento de demanda y estiaje severo, la máxima demanda podría exceder a la oferta disponible hasta en 250 MW, lo que podría implicar situaciones de racionamiento transitorio y parcial, calcula el BCR.

Share Button

Deja un comentario