Luis Carranza ex ministro de Economía:

Luis Carranza ex ministro de Economía:

¿Ha sido un exceso de entusiasmo del primer ministro?
No, lo que pasa es que ellos hablan de “programas presupuestales con enfoque de resultados”, que no es lo mismo. Más bien siguen la misma lógica de asignar a la institución el presupuesto y esta hará lo que considere. Lo preocupante es que se están eliminando los frenos legales para que el titular del pliego no pueda cambiar el destino del dinero. Para los programas de presupuesto por resultados pusimos restricciones.
¿Es grave?
Claro porque ahora el titular del pliego puede decidir que en lugar de gastar en vacunas se gaste en postas médicas, estando sujeto a las presiones políticas. Un niño que no recibe vacunas no puede protestar.
¿Todos los programas con presupuesto por resultados han desaparecido?
De los 23 que funcionaban así, quedan siete. Se conservan ciertas metas pero la articulación, el seguimiento, la evaluación desaparece.
El programa contra la desnutrición infantil tenía la metodología de presupuesto por resultados, congresistas del Partido Nacionalista dicen que esta no se ha reducido.
Es falso. Uno de los principales logros obtenidos en los últimos años es la reducción dramática de la desnutrición infantil gracias al presupuesto por resultados, aplicado para el 2007. De 23% se bajó al 2010 a 17% y en el 2011 debemos estar en 16%. En algunas regiones, entre el 2007 y el 2010 se redujo 10% la desnutrición, un logro inusual. Porque entre el 2001 y el 2007 no se redujo ni varió un ápice, en algunos casos se incrementó. Es decir la plata invertida –que no era poca– no sirvió porque no se hizo la focalización ni una buena metodología. Nosotros elevamos el nivel de vacunas, Juntos condicionaba la entrega del subsidio a la vacunación. Actualmente el presupuesto por vacunas está en 440 millones de soles. La cobertura es de 70%. El programa de capacitación el CRED tiene 55% de cobertura. Si la cobertura se lleva a niveles superiores del 90%, con 300 millones de soles, puedes lograr reducir la desnutrición infantil al 6%. Es una apuesta que vale la pena hacer.
¿Se está haciendo?
No. Para el 2012 no está incluida. El temor es que la desnutrición se quede estancada.
¿Se lo ha informado al actual gobierno?
He enviado la documentación. Es más, los nuevos programas deberían fijarse metas.
Lerner anunció la universalización de la educación inicial…
Pero se sigue la lógica de darle dinero a la institución para que lo maneje. La meta concreta debería ser incrementar el porcentaje de niños en zonas rurales que superen el test de desarrollo cognitivo, de 10% a 20%. Igual con Cuna Más. No están usando la mejor metodología.
¿El gran riesgo es que se derroche el dinero ahorrado por el país?
Definitivamente ese es el gran riesgo. En el presupuesto del 2012 no hay ampliación para comprar más vacunas y para ampliar el programa de capacitación.

Deja un comentario