Inversiones Inmobiliarias en el extranjero

| 14 septiembre, 2018 | 0 Comentarios

Se dice que no hay inversión que sea más segura que la que se realza en “ladrillos”. Más allá del producto con el que se construye una propiedad, lo que quiere decir esta frase es que no hay una inversión más segura y estable a largo plazo que no sea una propiedad.

Y en un mundo globalizado como en el de hoy, desde Lima se pueden comprar propiedades no solo en la misma ciudad, sino tambien en cualquier parte del país y del mundo. La llegada de Internet desde hace varios años ha abierto un mundo de posibilidades de invertir en cualquier parte del mundo y en cualquier tipo de activo. Y la inversiones inmobiliarias no han quedado afuera de este furor.

De hecho, desde el living de su casa puede desde adosados en denia hasta un campo en Thailandia. Esto nos abre a un mundo de posibilidades de inversión en cualquier parte del mundo, aprovechando las distintas coyunturas regionales que existen en cada lugar.

Inversiones en Real State en el extranjero

En este contexto de globalizacion de las inversiones, existen varios lugares en el planeta donde podemos poner el ojo para invertir y obtener buenos negocios. Uno de esos lugares es España, y otro, Detroit, en Estados Unidos. Pero vamos por partes, ya que las realidades son distintas en ambos lugares.

En España, diez años luego del estallido de la burbuja inmobiliaria que llevó a la bancarrotta a miles de españoles y que arrastró a una veintena de bancos y cajas de ahorro españoles a la quiebra, los precios de las viviendas y de las propiedades en general aun no se han recuperado plenamente a los valores anteriores de la crisis. La crisis de las hipotecas han puesto en oferta a miles de propiedades en remate, y muchas de estas propiedades aun conforman el stock no vendido de propiedades. Aqui es donde podemos encontrar una oportunidad de compra.

Detroit, ubicada en el estado de Michigan, fue la capital de la industria automotriz hasta que la gran crisis del sector la dejó en ruinas. En 1950 llegó a ser la cuarta ciudad más poblada de los Estados Unidos, pero a partir de ese año comenzó la debacle, de la mano de una constante emigración de la población a causa de los conflictos raciales y sindicales, los altos impuestos, la delincuencia y la desocupación que causó el traslado de la producción automotriz a países asiáticos. Esto provocó que decenas de miles de edificaciones fueran abandonadas. Y justamente estas propiedades son las que se encuentran, hoy por hoy, en la mitad de su valor histórico.

En 2014, la ciudad sale de la quiebra y hoy Detroit se está reposicionando y atrayendo inversores, logrando apoyos empresariales y públicos para resurgir.

Categoría: Sin categoría

Deja un comentario


Logo FinancialRed