Gastos de Escolaridad en Lima 2012

| 28 febrero, 2012 | 0 Comentarios

Los gastos escolares no han disminuido. Esta es la afirmación a la que llega la encuesta Global Research Marketing (GBM) luego de consultar a una muestra de limeños acerca de la comparación en el nivel de gastos por este concepto con los correspondientes al año pasado.  El 48% de la gente indica que gastó la misma cantidad de dinero que en el mismo periodo en el 2010, aunque 46% afirma que el gasto fue mayor.  Como puede desprenderse de esto, muy poca gente considera que ha gastado menos dinero en esta campaña escolar.  En promedio, el limeño gastó S/.940 en todo lo relacionado a estas fechas.

El estudio de GRM investiga otros interesantes aspectos referentes a estos gastos de escolaridad. Pareciera que sin discriminar por nivel socioeconómico (NSE), los limeños gastan alrededor de la mitad de sus ingresos mensuales en productos y servicios destinados a esta campaña escolar.  Este promedio, no cambia ya en los NSE A,B,C ó D.

Con respecto al lugar preferido para realizar las compras escolares, pese a que el formato moderno de retail tiene una mayor presencia en la ciudad, los padres de familia aun ven al Mercado Central como una opción más atractiva que los autoservicios o las tiendas por departamento.  Este lugar, aun mantiene una “imagen de marca” relacionado a un gran surtido de productos y a precios más bajos.

Lo mismo ocurre con varios productos escolares que los padres adquieren, donde una marca tiene una alta recordación, al tener o al haber tenido en el pasado los atributos de calidad buscados.    Este es el ejemplo de Bata en la categoría zapatos, marca que tiene el 76% de las preferencias.  Ellos también se encuentran en el primer lugar (junto con Adidas) en lo que respecto a zapatillas.  Polystel lidera en preferencias en lo concerniente a uniformes escolares, así como Porta lo hace en mochilas.  Finalmente Standford y Faber-Castell lo hacen para los útiles escolares.

En relación a los libros escolares y a toda la cobertura mediática que tuvo hace pocos días la sobrevaloración de productos y prácticas de mercados desleales de las editoriales, el 54% de los padres de familia afirmaron que éste es un producto muy caro.  Similar cantidad de personas afirma que comprará libros usados dentro de sus gastos de escolaridad, gracias a la medida del Ministerio de Educación que buscó así controlar el poder de mercado que manejaban las editoriales.  Tal vez con esto, centros de libros usados como el de la Av. Quilca o el de la Av. Amazonas volverán a concentrar una oferta de estos recursos, como lo fue durante los años 90.

Tags:

Categoría: Sin categoría

Deja un comentario


Logo FinancialRed