Franquicias Peruanas

Share Button

Se está viniendo una nueva ola y mucho más agresiva de franquicias peruanas que proyectan conquistar el mercado regional en 2011. Solo este año unas 10 empresas probarán suerte en la región a través de franquicias o de gestión de contratos. Actualmente, ya son 14 las firmas que han logrado internacionalizar su marca. La gran mayoría en el rubro gastronómico, pero otras actividades como la joyería y los servicios de estética y de spa han empezado a ganar terreno en los mercados foráneos.
La expectativa del sector es mayor considerando que el primer trimestre significará el ingreso del restaurante Brujas de Cachiche y de la joyería CMC by Camusso a Colombia.
También se ha anunciado que Montalvo Spa empezará a operar en Chile y que la cadena de pollos a la brasa Las Canastas hará lo propio en Ecuador.
En resumen, no se va a duplicar el inventario actual, pero se va a tener un crecimiento de 40% o 45% como meta establecida por la entidad de promoción del Perú para 2011.
Esta temporada más favorable para el sector puede responder a que las empresas nacionales están perdiendo el miedo a compartir la experiencia de su marca en el exterior.
Los inversionistas están dispuestos a pagar hasta US$50 mil dólares por una marca peruana (derecho de entrada), dependiendo del rubro, lo que hace más atractiva la ‘internacionalización comercial’.
Una última encuesta de Promperú identificó que en el país existen 48 franquicias locales que manejan 386 establecimientos. Esta institución proyectó que este año habrá un crecimiento de 20% en las operaciones de estas compañías.
El impulso de esta modalidad de negocio se debe también a la construcción de nuevos centros comerciales en todo el país.
La modernidad está jalando una corriente interesante. Ahora se observa que las grandes empresas han empezado a reducir las dimensiones de sus formatos para que sean más económicos y ofrecerlos en US$60 mil u US$80 mil.
Este paso es importante porque luego las empresas pasan a elegir mercados regionales cercanos al país, primero por el riesgo y el control de sus inversiones; y segundo, por el aprovisionamiento de insumos en el caso de que sea un restaurante.

Share Button

Deja un comentario