Finanzas Corporativas

| 30 octubre, 2012 | 0 Comentarios

En Finanzas Corporativas la empresa no es la que tiene los fondos. Solamente les toca recibirlos de acreedores y accionistas, para luego colocarlos en inversiones. Las inversiones de una empresa son principalmente las llamadas inversiones reales y tangibles que comprenden a las maquinaria, edificaciones, y capital de trabajo (cuentas por cobrar, cuentas por pagar, inventarios, efectivo). También existen inversiones reales intangibles como la experticia técnica del personal, patentes y marcas de fábrica. Los fondos necesarios para poder financiar estas inversiones provienen de la venta de instrumentos financieros por parte de la empresa, tales como préstamos bancarios, bonos y acciones.

Función de Finanzas:

En ocasiones, las empresas a su vez invierten parte de sus fondos en instrumentos financieros, aunque esto suele ser difícil de justificar. El gerente de finanzas es quien intermedia entre las fuentes de los fondos y su destino. Su misión es lograr que el rendimiento de las inversiones sea suficiente para sufragar el costo de los instrumentos financieros emitidos por la empresa. De manera que los dos principales problemas del gerente de finanzas son:

  1. ¿En qué debe la empresa invertir?
  2. ¿Cómo deben ser financiadas dichas inversiones?

Las decisiones de inversión son en principio independientes de las decisiones de financiamiento. Primero se toma la decisión de inversión y luego se decide su financiamiento. Entre los tenedores de instrumentos financieros emitidos por la empresa, los accionistas forman un grupo especial ya que son los últimos en beneficiarse de lo producido por las inversiones de la empresa. Sólo luego de pagar todas las otras obligaciones, los accionistas tienen derecho a obtener un rendimiento por la vía de dividendos o ganancias de capital. Los accionistas son los tenedores de los derechos residuales.

La desventaja de los accionistas es que corren mayor riesgo que los otros acreedores. La ventaja es que cuando hay beneficios mayores de lo esperado todo el excedente es a su favor. El excedente a favor de los accionistas corresponde al valor agregado por la gerencia a la empresa.

La función de la gerencia es precisamente agregar valor con miras al máximo beneficio de los accionistas (se supone que lo que es bueno para los accionistas lo es también para todas las otras partes interesadas). Como parte de la gerencia la responsabilidad del gerente de finanzas es clave ya que es éste quien debe identificar aquellas inversiones y fuentes de financiamiento que maximizan el valor agregado. La maximización del valor tiene dos dimensiones importantes. La primera es el riesgo. Puede ser preferible un rendimiento menor si éste conlleva un menor riesgo. Un riesgo más elevado requerirá un rendimiento mayor. La segunda dimensión es el tiempo. Se debe buscar que el rendimiento de las inversiones acometidas sea oportuno para cancelar las obligaciones de financiamiento asumidas.

Veremos que la relevancia del riesgo se ve aminorada por el efecto de la diversificación. Asimismo, la relevancia del tiempo se ve disminuida por la eficiencia de los mercados de capitales.

Tags: , , , , , ,

Categoría: Empresas, Inversiones

Deja un comentario


Logo FinancialRed