Estafados por CLAE

Share Button

Ya han pasado por suerte 20 años de la estafa de la CLAE, la que es catalogada como la estafa económica más grande en el Perú por la institución cuya fundador fue Carlos Manrique Carreño y que movió cientos de millones de dólares en las estafas con más de 200 mil víctimas estafadas. No es nuevo el tema de las estafas los hay todos los días en cuanto a los bancos y demás entidades y de diverso tipo pero esta se lleva los premios.

 
 

Casos ejemplos como los que por 1991 optaron por ahorrar en CLAE y depositaron sus miles soles cobrados por liquidación de trabajo, los jubilados u otros volcaron sus pequeños ahorros y al igual perdieron todo, forman parte de los más de 200 mil estafados por los años noventa.

El Centro Latinoamericano de Asesoramiento Empresarial (CLAE), era una seudo financiera fundada por el empresario cusqueño Carlos Manrique Carreño, 20 años atrás, cuando fue descubierta la estafa el Gobierno de entonces en forma de Estado debió intervenir CLAE tirando abajo la mayor estafa de los últimos años y décadas en el Perú.

El estafador Manrique Carreño, con solo 100 mil soles de capital social logró constituir en Febrero de 1978 el Centro Latinoamericano de Asesoramiento Empresarial (CLAE), supuestamente era una empresa de servicios de asesoría, consultoría y administración de empresas, pero que en realidad intermediaba financieramente en la banca paralela, informal estafando a crédulos ahorradores.

Con las pocas ganancias, CLAE a partir de servicios de asesoría, por 1980 Carreño se volcó al negocio de la captación de dinero atrayendo a sus víctimas al ofrecerles altos retornos. Entonces si logró un verdadero éxito para la empresa solamente lo que indicaba a mayor ganancias más cantidad de estafados.

La Economía de la Época:

Por entonces se vivía el primer Gobierno del presidente Alan García y reinaba la inflación récord, y las tasas de interés si bien controladas no permitía que el ahorro en el banco fuera alto y perdían dinero o no lo ganaban ya que el interés era negativo sin importar elplazo. Algo que aprovechó CLAE al ver la necesidad de ahorrar pero obtener altos intereses por invertir el dinero.

Afuera el gobierno aprista y adentro el primer gobierno de Alberto Fujimori, si bien eran gobiernos y políticas diferentes CLAE seguia viento en popa entre el periodo de 1989 y 1992, pasó de suscribir decenas de contratos por depósitos, a ser de miles y en su cúspide a cientos de millones de dólares captando hasta el 40% de la liquidez del sistema financiero del Perú.

CLAE vs La Banca:

Algo que facilitaba la estafa de CLAE era la banca, ya que CLAE, brindaba un interés del 100% por los ahorros algo que atraeía sin más a:

-Jubilados
-Cesantes
-Miembros retirados de FF.AA. y policiales
-Políticos
-Empresarios -deberían perdonarlos por aquello del que le roba a un……..!
-Artistas
-Futbolistas
-Empleados
-Obreros
-Amas de casa

Estructura de CLAE:

Todos por igual mostraban mismo grado de inocencia y se volcaban por la empresa de Manrique confiando su dinero y ahorros en CLAE que disponía de una red de 20 locales, distribuidos 17 en Lima y 3 en Chiclayo, Tacna y Trujillo. Además CLAE pagaba puntualmente los intereses de los depósitos mediante letras o pagarés.

Sistema Piramidal:

La forma de pago y el plazo puntual hizo que muchos entre amigos, conocidos y familiares recomendaran CLAE, pero no todo es como brilla, y conforme el crecimiento de ingresos y contratos fueron y en el corto plazo, ya que por año lograba captar US$200 millones, el castillo de derrumbó por su propio peso, debido a que los ahorros que ingresaban no alcanzaban para poder cumplir y pagar los altos intereses a los antiguos depositantes y comenzó la debacle.

Además Manrique hacia inversiones con el dinero de los clientes en la Bolsa, además de en empresas y hasta prestaba a otros clientes, así y todo no lograba acumular el monto que precisaba para poder cancelar los pagarés de los más de 200 mil inversionistas.

Esto hizo que CLAE sufriera por así decirlo de una quiebra técnica, por no poder pagar los intereses como tampoco devolver los capitales a sus ahorristas. A todo esto entre los años 1985 y 1990, la Superintendencia de Banca y Seguros si bien detectó casos de estafa por captación de dinero de la banca informal, dichas entidades no podían ser acusadas ni castigadas por las normas. Esto hizo que, CLAE igual moveriera más de US$640 millones y ante las quejas y presiones se modificó el marco normativo por el gobierno de Alberto Fujimori, y desde la Superintendencia formalizaría a la institución 1992.

La Defensa de Manrique Carreño y Disolución de CLAE:

Este no pudo demostrar cual era el estado de las finanzas de CLAE como tampoco cumplir los requisitos exigidos, el 29 de Abril de 1993 el Gobierno peruano interveno CLAE y la disolvió el 16 de Mayo de 1994. Siendo una intervención estatal, que permitió salvar US$36 millones. Comparado con el cojunto de los llamados «claeístas», casi nadie pudo recuperar su dinero.

Share Button

Deja un comentario