El Riesgo del País:

Share Button

Indica el nivel de incertidumbre para otorgar un préstamo a un país. Mide la capacidad de dicho país para cumplir con los pagos de los intereses y del principal de un crédito al momento de su vencimiento. Dicho en otros términos determina cuál sería la predisposición de un país -mejor sería decir de un gobierno- para honrar las obligaciones contraídas con sus acreedores.
Cuanta menor certeza exista de que el país honre sus obligaciones, más alto será el EMBI de ese país, y viceversa.
¿Quien lo establece?
El EMBI+ es elaborado por el Banco de Inversiones J. P. Morgan, de Estados Unidos, que posee filiales en varios países latinoamericanos.
¿Qué variables financieras se toman en cuenta?
J. P. Morgan analiza el rendimiento de los instrumentos de la deuda de un país, principalmente el dinero en forma de bonos, por los cuales se abona una determinada tasa de interés en los mercados.
El riesgo país es, técnicamente hablando, la sobre tasa que se paga en relación con los intereses de los Bonos del Tesoro de Estados Unidos, país considerado el más solvente del mundo.
¿Cómo surge el valor del «riesgo-país?
Surge de la diferencia entre las tasas que pagan los Bonos del Tesoro estadounidense (que se asume son las de menor riesgo en el mercado, sin considerar los múltiples y graves riesgos existentes en los EE.UU. o provocados por los EE.UU.) y las que pagan los Bonos del respectivo país. De esta manera, se da una referencia del riesgo que se corre al invertir en un determinado país en función de la deuda externa que éste tiene.
¿Cómo se determina esa sobre tasa?
Se evalúan, entre otros, aspectos como el nivel de déficit fiscal, las turbulencias políticas, aspectos sociales, el crecimiento de la economía, riesgo monetario (inflación, tipo de cambio, tasas de interés) y la relación ingresos-deuda.
Las principales consecuencias (de un alto riesgo país) son una merma de las inversiones extranjeras y un crecimiento económico menor.
¿Cómo se expresa el Riesgo País?
Se expresa en puntos básicos (centésimas de punto porcentual) y manifiesta la diferencia que hay entre la rentabilidad de una inversión considerada sin riesgo, como son los Bonos de la Reserva Federal del Tesoro Estadounidense (FED) a 30 años, y la tasa que debe exigirse a las inversiones en el país al que corresponde el indicador; así:
Rendimiento de Bono del país de análisis – Rendimiento de Bono de Estados Unidos ) x 100 = Riesgo País
Por ejemplo, si el 8 de julio de 2004 los Bonos de EE.UU rendían 5,22% de interés anual y el EMBI de Ecuador marcó 931 puntos (equivalentes a 9,31%), la tasa mínima que exigiría un inversionista para invertir en ese país debería ser: 5.22 + 9.31 = 14,53% o, de lo contrario, optaría por inversiones alternativas.
El riesgo país calculado con base en el EMBI se sustenta en la idea de que la tasa de interés de los bonos de Estados Unidos está conformada solo por el premio a la espera, ya que se considera que la posibilidad de que el Gobierno de Estados Unidos no pague sus obligaciones es muy baja (menor que cualquier otra) y por tanto el riesgo implícito en sus bonos es prácticamente inexistente (menor que cualquier otro). Si el premio a la espera es igual en todos los países, entonces la diferencia entre tasas será el componente de riesgo del país analizado.

Share Button

Deja un comentario