El Oro en las minas del Perú

La Sociedad Nacional de Minería muestra su preocupación por la disminución en la producción de oro que ha venido sufriendo el país.  El presidente del comité aurífero de esta sociedad, José Miguel Morales, indicó que “es importante atraer nuevos capitales para hacer realidad los proyectos auríferos y argentíferos, pues es necesario impulsar el crecimiento de la producción de oro que el año 2011 se mantuvo igual en relación al año 2010”.  Eso es claramente importante si consideramos el peso que la minería tiene en la producción y en la exportación en el país (representando el 60% de las exportaciones que el país realiza), y aun más, el peso que tiene el oro dentro de esas exportaciones.  En este momento, que el precio del oro es alto, la baja producción estaría restando beneficios que llegarían al Tesoro Nacional a través de impuestos a las utilidades.  Lamentablemente problemas sociales como los de Conga, dificultan que se retome el incremento en la producción.  Sin embargo, las inversiones en proyectos auríferos han alcanzado la suma de 8.250 millones de dólares en el país, que es el sexto productor de oro a nivel mundial.

El principal productor en nuestro país es la tan mentada mina Yanacocha, controlada por la peruana Buenaventura y la estadounidense Newmont.  Entre los proyectos actuales más importantes, se encuentra la muy conocida en nuestro país –justamente por su falta de instalación- minas Conga, que involucra 4.800 millones de dólares, representando más de la mitad de todas las inversiones planeadas en el sector.  Aparece con una significativa importancia la mina Chucapaca, de la misma empresa peruana Buenaventura  y Gold Fields.  La Sociedad de Minería y Energía destacó también los proyectos de Chaquicocha de 400 millones de dólares y Shahuindo de 185 millones de dólares  que podrían convertirse en el futuro en un problema similar al de Conga, al encontrarse en la zona norteña de Cajamarca, que se encuentra ahora muy sensible con respecto a problemas sociales relacionados a la minería.
Es difícil visualizar el tamaño de estas cifras, pero son realmente significativas para el país.  Es importante que la sociedad tome importancia de este hecho y ayude a promover o a no impedir este tipo de inversiones.  Yanacocha, es una mina altamente tecnificada y además formal, que el gobierno puede regular y vigilar en su comportamiento ambiental.  Mucho más difícil será, en caso el proyecto Conga no se desarrolle, controlar a toda la minería informal contaminante que se desarrollará en esa zona.  Además, la presión de la población debería enfocarse más en el control ambiental de las minas que efectivamente se caracterizan por la falta de controles ambientales mínimos (como en el caso de Doe Run) y no en las que han mostrado un buen comportamiento.  Especialmente pensando en cómo la instalación de esta mina, podría beneficiar a la región.

Fuente: elcomercio.pe
Imagen: yanacocha-cajamarca.blogspot.com

Deja un comentario