Demanda interna podría amainar desde comienzos del segundo semestre

El Bank of America Merrill Lynch advirtió que la política de ajuste monetario impuesta por el Banco Central de Reserva (BCR) para este segundo trimestre del 2011 podría enfriar la demanda interna en el segundo semestre del año.
Por ello, a diferencia de otros bancos, mantiene sus proyecciones de crecimiento de la economía peruana para el 2011 sin cambios en 6.5%, tomando en cuenta que se irán desvaneciendo los efectos de una menor base de comparación.
La demanda interna registró una expansión de 11.6% en diciembre pasado.
El BCR viene elevando su tasa de interés de referencia con el objetivo de cumplir la meta de inflación ante el alza de los alimentos importados.
El Bank of America Merrill Lynch reconoció que hay algunos riesgos al alza en los precios y considera que es todavía incierto si el panorama electoral mantendrá en pausa algunas inversiones del sector privado.
En ese sentido, mencionó el caso del sector pesquero, que continúa sufriendo los efectos del fenómeno de La Niña y que, según los expertos, continuará en el primer semestre del año, por lo que se prevé que esta actividad siga en problemas.
En su último reporte semanal, el Banco de Crédito considera que el indicador desestacionalizado de la actividad económica ya muestra, desde el último trimestre del año pasado, una desaceleración moderada del ritmo de crecimiento, que considera continuará durante el 2011.

Asimismo, el Bank of America Merrill Lynch hace hincapié que mientras la demanda interna es el foco de la mayoría de las discusiones en torno al crecimiento del Perú, el sector externo continúa desempeñándose bien.
Sin embargo, señala que “una contracción de la política monetaria china podría ser un riesgo para las exportaciones de commodities de Perú”.
Aunque el Credit Suisse proyecta para este año un superávit comercial mayor que el alcanzado en el 2010 (estima US$ 8,700 millones versus los US$ 7,100 millones que se registró al cierre del 2009).

Deja un comentario